SUPERA EL INSOMNIO, TE DIGO CÓMO



Hace tiempo tuve algunas ‘crisis’ de insomnio, todo el día estaba soñolienta y cuando llegaba la noche parecía un lindo buhó, desvelarse por gusto es una cosa, pero querer dormir y no poder es ¡horrible! Ya lo sabes tú.




Yo siempre he sido una persona nocturna, de alguna forma recargo las pilas y trabajo muy a gusto de noche, quizá por la tranquilidad y el silencio, no sé; aun así, trato de no dormir más allá de las 2 de la mañana e incluso a veces tomo siestas en la tarde o lo hacía, ahora intento tener otro régimen de sueño. En general soy una persona que cae como tronco, no me tardo mucho en dormir una vez que estoy acostada y duerno tan profundamente que bromean conmigo diciendo que ‘yo no duermo, que yo me desmayo’, pero hace un tiempo ¡fue terrible! No podía dormir por más que me cansara en el día, por más que evitara las siestas y me forzara a levantarme temprano daban las 4 de la mañana y yo despierta y con la mente tan cansada que no podía aprovechar para hacer algo útil, a veces no podía ni leer porque hasta la vista la sentía cansada, en fin, un día publiqué en Facebook mi agobio y obtuve muy buenos consejos que ¡sí me sirvieron! Y por eso ahora te los voy a compartir, junto con algunos otros que he ido aprendiendo con el tiempo.

Quizá en estos tiempos difíciles que nos traen locas a todas (y todos) te funcionarán bien, de momento durante el día trato de mantenerme ocupada, eso ayuda bastante sobre todo para generar cansancio y poder dormir, pero además de eso hay muchas otras cosas que puedes hacer para descansar bien por las noches.




Toma en cuenta que es importante que descanses bien para tu salud mental y tu salud física, debido a que se ha comprobado que no dormir puede debilitar tu sistema inmunológico, ese que hoy más que nunca debe estar fuerte. Y sin más rollo, pasemos a lo más importante…

  • Contar es lo que más suele funcionarme a mí, pero debes hacerlo en “cuenta regresiva” iniciar en el 100 e ir disminuyendo: 100. 99, 98, 97… ¡Nunca he pasado del 85! Esto ayuda a distraer la mente, a enfocarla en algo y a dejar de lado esos pensamientos que te mantienen despierta. Por cierto, es importante que lo hagas con los ojos cerrados, eso te ayudará a programarte también para descansar.



  • Otra buena opción es tomar un delicioso té relajante que puede ser de manzanilla, siete azares, flor de naranjo o pasiflora. También puedes intentar con alguna otra mezcla de las que ofrecen en las tiendas naturistas. Tómalo media hora antes de dormir.

  • Si no te gusta mucho estar tomando té, por aquello de las levantadas al baño puedes intentar con tinturas que son concentrados o extractos de plantas y por lo general un cierto número de gotas equivale a un té, pero es más sencillo tomarlas y no necesita más que menos de medio vaso de agua. Busca igualmente de pasiflora, flor de naranjo, tumbavaqueros (sí, así se llama) o toronjiles, estas mencionadas son de las más efectivas, sobre todo porque ayudan a relajar a tu mente sin causar adicción, no sensación de pesadez a la mañana siguiente como algunos fármacos.



  • Una buena recomendación también es alejarte de teléfonos y demás pantallas por lo menos media hora antes de dormir e incluso si no puedes dormir es importante que te alejes para que evites tener estímulos que te mantengan despierta, ya sabes, eso de que ¡el video está tan bueno que no quiero dormir! O que si los memes y demás.

  • Aunque, si de plano no puedes dormir y tu mente está inquieta, yo recomendaría que la distrajeras con una película, pero una que ya hayas visto muchas veces y que no te importe dejar de ver si te comienza a dar sueño, incluso si puedes programar tu televisor para que se apague, hazlo, así si te quedas dormida no te despertará después el ruido.



  • A mí me gusta tener un poco de luz al dormir, pero es cierto que la oscuridad ayuda a dormir, así que prepara tu espacio, apaga todas tus luces e intenta descansar cerrando tus ojitos preciosos.

  • Otra opción muy útil es que, si de plano no puedes dormir y sientes mucha energía, úsala y haz algo, levántate y ordena un cajón, papeles, tu habitación. De preferencia as algo que implique ordenar un espacio pequeño, así tu mente se enfocará en algo, se calmará el caos, pero no te meterá en apuros de solucionar muchas cosas o hacer planes. Así aprovechas el tiempo y tranquilizas la mente.



· Meditar es una gran opción, suena difícil pero no es tanto como parece, lo importante es animarse, además en YouTube hay un montón de meditaciones guiadas, busca opciones que te agraden durante el día y así en la noche si no puedes dormir irás al video directo sin tener que buscar. Y si te funciona posteriormente puedes buscar alguna app para meditar o algunas clases. Por cierto, esto puedes hacerlo, aunque no padezcas insomnio, ayuda a calmar la mente y en estos tiempos de ajetreo viene muy bien. Te comparto una que es más para relajarse que para dormir, pero igual es muy bueno.





  • Si eres creyente reza, a fin de cuentas, es conectarse con esa parte espiritual que te ayuda al alma, además los rezos suelen ser repetitivos y diría yo que sirven muy bien para arrullar, porque además te relajan al concentrarte en algo específico.

  • Si duermes sola puedes recurrir a la música, pero me refiero a música relajante (que no la cantes, porque de lo contrario no querrás dormir por escucharla), puede ser clásica, instrumental o incluso hay música específica para ayudarte a conciliar el sueño, como esta que te comparto:




  • He escuchado también que muchas personas toman “Melatonina” que es una sustancia que tu cerebro produce para regular los ciclos de descanso y vigilia, a veces se requiere ayudarle a tu cerebro, pero ¡consulta a un especialista! Pregunta a un doctor si cree conveniente que lo tomes y cómo es que debes tomarlo, menciono esto para que sepas que es una opción y puedas preguntar en concreto si es apto para ti o es recomendable recurrir a otras cosas. Esto tómalo como un último recurso en caso extremo extremo.

  • Lo mejor siempre será crearte una rutina, cansar la mente, cansar el cuerpo e incluso identificar qué es eso que te impide dormir, a mí a veces ciertos problemas específicos me roban el sueño, cuando lo soluciono vuelvo a dormir bien, ya sea porque lo enfrento o lo trato con algo. No descartaría si el insomnio es crónico recurrir a alguna terapia en línea por el momento y presencial después.



Estos consejos que te comparto me han funcionado en diversas ocasiones y ojalá te funcionen a ti también.

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo