¿QUÉ SENTIMIENTO SERÁ?


Es extraña esa sensación en el estómago cuando haces algo que tú querías hacer pero que quizá no está bien para los demás ¿qué sentimiento será?


Para explicar mejor a lo que me refiero te voy a pedir que te imagines varias situaciones, quizá algunas te han pasado o quizá recordarás cosas similares, ahora pues, imagina que:


- Decidiste estudiar una carrera que te encanta, que sientes que es tu vocación y que disfrutas muchísimo, pero, sientes algo extraño en el corazón y en el estómago porque nadie en tu familia está de acuerdo con tu decisión.
- O resulta que tienes la invitación a una fiesta y decides declinar a ella porque necesitas descansar y quieres estar en casa, pero, terminas con esa sensación de que quizá debiste asistir.

¿Qué sentimiento será ese que se experimenta en el estómago y corazón? Cuando dices que 'no' y muchos creen que debiste decir 'sí' o algo por el estilo.


En el fondo uno siempre sabe que está haciendo lo correcto para sí mismo, pero queda en el interior una cosquillita que tiene que ver con los demás, con lo que a los demás les gustaría, con lo que los demás esperan, con lo que los demás quieren, poniéndolos en muchas ocasiones por encima de nosotros, por eso nos comemos la cabeza con dudas, esas dudas que no tienen sentido porque, en primer lugar, tienes que ser fiel a ti misma, a lo que deseas y a lo que hará bien a ti. Sí, lo sé, siempre nos han hecho creer que eso es ser ‘muy egoísta’, pero ¿en realidad es egoísmo?





La definición de egoísmo hace referencia a un 'amor desmedido por sí mismo’, sin embargo, considero que hacer algo que nos hace bien no es ser egoístas: estudiar la carrera que deseas no es ser egoísta, es elegir un plan de vida, de tú vida; elegir quedarte en casa y descansar en lugar de una fiesta es invertir en tu bienestar.


Hay cosas que simplemente tienen que ver con algo que deseamos porque de seguro en el fondo sabemos que ESE algo que nos hará bien.


Si no cuidamos de nosotros, si no estamos para nosotros, si no ponemos atención a estar bien nosotros primero ¿quién va a hacerlo? Primero está tu salud, tu bienestar, primero tienes que estar bien para ti y solo así podrás estar bien para los demás.

Claro está que no debemos olvidarnos de los demás y en ocasiones podemos dar un extra por ellos, también podemos tomar en cuenta sus consejos y poner atención a nuestras relaciones de amistad y familiares, el reto en realidad está en diferenciar esos momentos y saber cuándo es mejor escuchar lo que de verdad queremos o necesitamos.





El reto también está en conocer nuestros sentimientos, saber qué sentimiento es ese que surge cuando situaciones como las que te planteé se presentan.


No quiero meterme mucho en temas que quizá no pueda desarrollar tan extensamente como un terapeuta, lo que sí quiero es platicarte lo que me ha pasado y las conclusiones a las que he llegado.


Muchas veces fui a fiestas a las que no quería ir y la terminé pasando mal, fui a reuniones a las que no quería ir y la terminé pasando mal, quizá hasta fui mala compañía, hice trabajos que no quería hacer y me involucré con proyectos que no me gustaban tanto y algunos en los que ni siquiera tenía buena recompensa económica… entonces, comencé a llegar a la conclusión de que tenía que ser más fiel conmigo misma.


Es difícil, no creas, aún me cuesta trabajo poner límites, todavía siento ese vacío extraño en mi interior, a veces se siente como culpa, a veces como tristeza, a veces ni siquiera sabemos lo que sentimos y mientras no lo sepamos será más difícil manejar esas situaciones y dejar de hacer cosas que van en contra de nosotros.





Cuando hagas algo que tú deseas pero que alguien más no y te quedes con ese sentimiento raro en estómago y corazón sería bueno desmenuzar la sensación, pensar bien si se trata de tristeza, frustración, enojo, miedo, soledad o culpa e incluso si sientes alguna combinación de ellas, sería bueno ponerles una cierta escala, del uno al 10, por ejemplo y preguntarte ' del 1 al 10 qué tanto siento de cada uno de esos sentimientos' y así podrás descubrir cómo te hacen sentir esas situaciones en específico, al saberlo podrás entenderte mejor y manejarlo de manera adecuada… al final te conocerás más, te manipularán menos y obtendrás una especie de equilibrio alejado de tantas expectativas ajenas que no suman a tu vida lo que deberían.


Pon límites, deja de juzgarte, aléjate de expectativas y trabaja en tu equilibrio... inicia hoy y poco a poco perfeccionarás la técnica, créeme que te harás mucho bien.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo