NO SIEMPRE ME AMO



Quiero contarte un secreto… todavía me cuesta amarme, sí, yo sé que te he hablado mucho del amor propio, te he invitado a amarte e incluso te he compartido videos con mis ‘pruebas superadas’, pero, eso no quiere decir que siempre me ame y está bien, te explico a continuación.


Oscar Wilde, alguna vez escribió que ‘el camino del amor propio es un camino que dura toda la vida’.


Y creo que tiene toda la razón, porque el hecho de decidir trabajar en tu amor propio tiene que ver más con una decisión diaria que con una ‘meta conquistada’ se trata de un ejercicio constante, un proceso en donde no hay una meta específica, ni tiempos iguales para todos.


Además, cabe mencionar que no es un proceso lineal, de repente puede haber retrocesos y eso no significa que seas un ‘fracaso’, simplemente significa que tienes que apretar más algunas tuercas.





Te cuento que desde que comencé mi acompañamiento emocional en terapia con una tanatóloga comencé a conocerme mucho mejor, obtuve herramientas que me hacen más fácil analizar ciertas situaciones e incluso identificar mucho mejor mis sentimientos y detonantes, así mismo, comencé a sentirme mucho mejor, invencible e incluso más segura y guapa de lo que me había sentido en la vida.


En mi canal de youtube y en mis redes te he mostrado mis avances con los trajes de baño de dos piezas, con los shorts que siempre me causaron ‘repele’ y más, sin embargo, de un par de semanas para acá me sentido tan insegura como hacía tiempo no me sentía, de repente todo me ha calado: la edad, mi cutis, mi piel, mi peso, mi figura, comienzo a sentir que me sobra esto o me falta aquello, incluso detalles que yo había superado o sentía superados… pero es normal.





Como te digo, este proceso no es lineal y depende de muchas cosas, está bien de repente dar pasos hacia atrás, cuando a mí me paso comienzo a volver hacía mí, ver qué es lo que me está pasando en otras áreas de mi vida y qué puedo hacer para sentirme mejor, quizá poner más cuidado en los productos que uso, agregar rutinas de belleza o poner más atención en mi autocuidado, reflexiono acerca de mis motivaciones, reviso mis límites e incluso veo si estoy queriendo controlar algo que no está en mis manos, en fin busco la manera de volver a generarme un equilibrio.


No siempre es fácil, aunque ya sepas a dónde ir a buscar es complicado, es un trabajo arduo, pero siempre ha valido la pena para mí, me ayuda a no volver a esos momentos en los que estaba lejos de amarme y aceptarme, sin embargo, entre más practicas más fácil se hace, los bajones son menos profundos, más llevaderos y llegas más pronto a las respuestas que te van equilibrando.



Por lo pronto, mientras reviso todo, trato de recordarme que mi bienestar depende de mí, no de lo que hagan o dejen de hacer los demás, simplemente no les quiero dar ese poder y me recuerdo a diario que soy merecedora de amor, de paz, de tranquilidad, merezco sentirme bien y eso me motiva a trabajar por ello. Desde luego ayuda hablar con los demás, expresar lo que sientes y las maneras en las que, sin exigencias, pueden ayudarte, pero eso será un extra.


A continuación, te comparto un video en el que hablo más a profundidad acerca del amor propio, cómo trabajar en él, cómo aumentarlo y algunas herramientas para soportar esos retrocesos tan normales.





Y por último te dejo unos consejos extra para reforzar el trabajo diario del AMOR PROPIO, son consejos que te ayudarán a fortalecer tu mente y a practicar:

  • No tienes que tener el ‘cuerpo perfecto’ que tu mente desea para empezar a amarte, recuerda que la perfección no existe y todo mejora más fácil cuando lo haces desde el amor, la paciencia y la aceptación, en lugar de hacerlo desde el desprecio y la desesperación. Créeme, los resultados son más placenteros.

  • Piensa en que no necesitas el cuerpo ‘de alguien más’ o que se parezca al de ‘alguien más’, necesitas amar más a tu cuerpo, solo eso.



  • Ten presente que mereces amarte, valorarte y cuidarte, porque sí, porque eres un ser humano merecedor de cosas buenas.

  • Ten siempre en la mente que eres MUCHO MÁS que tu edad, tu talla, tu tipo de cuerpo, el tono de tu piel, el tipo de ropa que usas o tu estatura. Eres más que un cuerpo físico. Eres luz.

  • BUSCA 5 cosas que te gusten de ti, físicas y otras 5 que te gusten de tu carácter o personalidad, anda, sí puedes, no te midas, no seas modesta. Estas cosas te ayudarán a saber que tienes muchas cualidades y sabrás qué es lo que puedes potenciar.

  • Crea en tus redes un espacio seguro, sigue a personas que te motiven, que te inspiren, con las que te identifiques y deja un momento de lado esas personas que te provocan sentimientos negativos o que hacen que te compares constantemente. Recuerda que no todo lo que hay en redes en real.



  • Acepta que la perfección no existe, ya lo dije, pero no está de más repetirlo.

  • Acepta las diferencias, si todos fuéramos iguales esto sería muy aburrido, las diferencias son las que nos hacen únicos, abraza eso que te hace única.

  • Cada vez que te sientas mal háblalo o escríbelo en un diario, así comenzarás a sentirte mejor, organizar tus ideas y tendrás una perspectiva adecuada que te diga por dónde seguir trabajando.

  • Recuerda que la autoestima se fortalece a diario, date chance cuando no te sientas bien, pero sigue intentándolo día a día.

  • Y por último, toma en cuenta que no tienes que cumplir con todo a la vez, ve paso a paso, con calma, a tu ritmo, pero con CONSTANCIA, bien dicen que la mente es tu aliada o tu enemiga.


10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo