DILE 'ADIÓS' A LA ANSIEDAD POR LAS REDES SOCIALES

Sí, las redes sociales sueles ser muy abrumadoras, nuestra manía de compararnos nos sofoca y nos hace creer que todo en la vida de los demás es ¡demasiado perfecto! Me ha pasado, he tenido momentos en los que he querido cancelar todas mis redes y encerrarme en una cueva, pero sabemos que esa no es una buena opción, al menos no para mi porque trabajo con las redes sociales y de hecho, me resulta divertido ver “memes”, bromear o intercambiar ideas con mis amigos (as) y conocidos y ver cómo van evolucionando las mismas redes sociales, así pues, he aprendido a elegir mejor en contenido de mi instagram, pinterest y facebook que es lo que más uso.


No digo que no se pueda vivir sin estar en las redes sociales ¡las conocí hasta los 18 años más o menos (inicié con MySpace y el horrible Metroflog), pero admitámoslo, ya son parte de nuestra vida. A la fecha se dice que 1 de cada 4 personas en el mundo las usa y existen muchos jóvenes que simplemente no han conocido el mundo sin la existencia de redes sociales. Y sí, hay estudios que han comprobado que gracias a las redes se han incrementado los trastornos de ansiedad, la depresión y la baja autoestima justo por lo que mencionaba anteriormente, por esa manía de estarnos comparando que nos lleva a desesperarnos e incluso a demeritarse.


No podemos vivir en un hoyo, obviamente, somos parte de este mundo en donde reina el exceso de información, lo que sí podemos es sacar provecho y darnos cuenta de que nosotros tenemos el mando, hay mucho que ver y nosotros podemos elegir lo que de verdad deseamos ver; es por eso que te digo que comencé a depurar cuentas que no me aportan nada positivo. Lo primero que debes tomar en cuenta en todo este juego de las redes sociales es que, ¡no son la vida real!, en las redes ponemos todo eso que nos hace más feliz, obviamente no sería muy interesante inmortalizar la montaña de ropa que hay por lavar o esa tarde de cólicos que te tuvo de mal humor y cara de dolor; por lo tanto, uno comparte la tarde de amigas, la comida bonita del restaurante que visitamos y nuestros logros especiales.


Sí, lo sé, hay personas que parecen vivir la vida de ensueño: comprando lo que se les antoja, con un guardarropa que le permiten nunca repetir un atuendo, viajando cada dos por tres. Es abrumador, lo sé, porque uno se pregunta ¡¿cómo rayos le hacen?! Yo tampoco lo sé, pero sí se que obvio también tienen días malos, que la foto es un truco, la vida no es tan perfecta ni siquiera para ellos que aparentan que sí. No es que los demás avancen más que tú, es que a veces tú no te das cuenta de lo mucho que avanzas cada día. Deja de subestimarte y de pensar que “el pasto del vecino es más verde”.


Ten en cuenta también que parte de elegir lo que quieres ver en redes va de la mano con “eliminar” a todos aquellos que se la pasan quejándose, criticando y tirando mala vibra ¡no necesitas eso en tu vida y tampoco en tus redes! No importa si son ex compañeros de la primaria, ex compañeros de trabajo o familia... el que no los quieras en tus redes sociales no significa que no los aprecies, simplemente no necesitas ese exceso de negatividad. Y en algunos casos, hay que ser sinceras, ni siquiera te importan, solo quieres estar al pendiente de las vidas de personas con las que nunca hablas y solo te llenan de dudas, negatividad y cuestionamientos que no te hacen bien. Mejor “bye, bye” Utiliza tus redes para divertirte, para aprender, para crecer, para crear relaciones más fuertes no para abrumarte, deprimirte o compararte. Haz una limpieza de redes ¡ya! Y agrega contenido que sume.

Deja de compararte y creer que lo que los demás tienen es mejor, cada camino es diferente.
1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo