6 PASOS PARA QUE TE ALCANCE EL DÍA SIN ESTRÉS

¡Es que el día no me alcanza!... yo también lo he dicho ¡y creo que todos en algún momento! He de confesar que suelo ser organizada, sin embargo, he pasado por momentos de ajustes, de cambios y situaciones que han hecho que me sienta saturada sintiendo que soy como un hámster en una rueda giratoria, avanzando sin ir a ningún lado, sintiendo que no sé en qué se me va el tiempo y agobiándome por los pendientes.


Justo por todo lo anterior se me ocurrió contactar a Alvaro Ferreira Ochoa, quien imparte un taller padrísimo que se llama “Administración del tiempo y manejo de agenda”, en cuanto me enteré de su taller supe que tenía que entrevistarlo para que nos compartiera un poco de su visión y conocimientos.

Te dejo aquí mismo el video con la entrevista que hice a Alvaro, él es el mejor explicando lo que hace:




Alvaro me explicó que para aprender a administrar mejor nuestro tiempo no necesitamos solo una agenda, sino un sistema. Y podría explicar el concepto de 'sistema' como un conjunto de acciones que cuentan con un orden y que se relacionan entre sí, para formar algo, en este caso nos referimos a un sistema que nos permita organizarnos, aprovechar nuestro tiempo y disfrutar de las actividades del día a día sin agobiarnos basado en cambios, mejora de hábitos y auto conocimiento.

Desde luego leer todo esto suena más fácil que aplicarlo, ya que, tal como explicaba Alvaro, empezar a organizarnos mejor exige un cambio prácticamente radical, debido a que se trata de ir evitando vicios y añadiendo nuevas actividades, lo cual podría resultar complicado, pero con determinación y disciplina es posible que logremos un cambio que nos dé la libertad de ser eficientes en el trabajo y disfrutar de tiempos de ocio, de convivencia familiar, de capacitación, de lectura y todo eso que nos hemos propuesto no solo en el año, sino en la vida.


Te aconsejo que no dejes de lado la recomendación de asistir al taller de 'Administración del tiempo y manejo de agenda', invierte en ti y te sorprenderás de como te irás liberando de todo el estrés que genera el hecho de sentir que los días no alcanzan para hacer todo lo que deseas.

Pero si de momento no puedes asistir al taller o si eres de una ciudad diferente a la mía (Guadalajara) te voy a dejar algunos consejos prácticos que me pasó Alvaro y que quiero compartir contigo, puedes aplicarlos inmediatamente y te darán buenos resultados, toma nota:

1.- Para saber en qué se te está yendo el tiempo TOMA NOTA de todas las actividades de tu día, añadiendo los horarios y el tiempo que le dedicaste a cada actividad, por ejemplo:

Ducha: de 7:00 de la mañana a 7:30

Arreglo personal: de 7:30 a 9:00

Si te trasladas a diversos lados también toma nota de cuánto tiempo tardas en trasladarte a esos lugares e incluso si hay diferentes rutas puedes tomarlas e ir registrando cuánto tiempo haces por cada una de esas rutas.

Las notas pueden ser de solo un día si tu rutina es similar, aunque lo ideal es que hagas anotaciones mínimo 3 días o hasta de toda la semana, para que puedas hacer un análisis sólido de tu situación.

Y no te saltes ninguna actividad, no importa si un día dedicaste 3 horas a ver series, anótalo TO-DO, solo así sabrás exactamente dónde hacer los ajustes y sabrás también cuánto tiempo necesitas para desarrollar las actividades que necesitas, planearás mejor todo posteriormente.


2.- Si la puntualidad es tu punto débil este truco es especial para ti. Ser puntual es estar en el lugar acordado a la hora acordada (no antes, no después), 5 minutos antes es lo más recomendable y 5 minutos después es lo más tarde que puedes permitirte llegar, debes tomar en cuenta que también estás jugando con el tiempo de otra persona y no solo con el tuyo.



Para mejorar este punto es importante que te conozcas, que midas los tiempos que necesitas para alistarte y trasladarte a la cita e incluso considerar que si te lleva 15 minutos trasladarte al sitio acordado, consideres 10 o 15 minutos extra, así evitarás que el tráfico, la falta de estacionamiento o cualquier eventualidad juegue en tu contra. Y si todo sale bien ya estará a tu consideración si te presentas 15 minutos antes o aprovechas ese tiempo para leer, escuchar música o distraerte en otra cosa.

Toma en cuenta los imprevistos en cualquier situación, no solo en los traslados y mejor considera algunos minutos extra, eso evitará que andes corriendo y te sientas presionada cuando las cosas no salen como las planeas, no seas tan controladora y dale un poco de oportunidad al azar. Te librarás de mucho estrés.

3.- Recorta el tiempo de ver series... sí, este punto también me llegó al corazón, porque las series son tan ¡taaaan adictivas!, pero no nos suman mucha ventaja, por lo tanto, evita engancharte demasiado con ellas o hazles espacio... ¿a qué me refiero?, te pongo un ejemplo: Puedes proponerte dedicar 1 hora al día a ver series pero que no sea más que eso y reservar tu día libre o un día especial para esos maratones tan deliciosos.

4.- Dale valor a 15 minutos al día, parece poco pero puede sumar mucho, así que aprovéchalos al máximo. Te comparto el ejemplo que me dio Alvaro:

Si te gusta leer, dedica 15 minutos a leer, no parece ser mucho tiempo pero será bien aprovechado y quizá al mes habrás leído un libro. Toma en cuenta que 15 minutos en 30 días son más de 7 horas, ese tiempo no podrías dedicarlo todo un día a leer porque posiblemente sería cansado.


Así hazlo con cualquier cosa, dedica toda tu atención a algo durante 15 días y no será tan agobiante, ni cansado.

5.- Aprovecha los tiempos muertos de las filas, de las salas de espera, de los traslados en autobuses o taxis y demás para leer, escuchar música o algún podcast, ver videos o lo que gustes; de ese modo el tiempo de espera no será tan fastidioso y sumarás a alguno de tus objetivos o tendrás un rato extra de ocio agradable.



6.- Este punto es un bonus para mis poderosas que trabajen por su cuenta y es muy sencillo: regálense un poco de tiempo extra para entregar sus trabajos, te explico:

Si por ejemplo, tienes que hacer un diseño y tardarás 2 días en hacerlo, dile a tu cliente que serán 3 días, así estarás preparada para cualquier eventualidad que tenga que ver con migrañas, dolores de estómago, fallos de energía eléctrica o cualquier cosa.


Además, si todo te resulta de acuerdo a lo planeado, será más agradable que sorprendas a tus clientes con que terminaste su trabajo antes a que les pidas tiempo extra porque tuviste problemas.

Después de estos consejos quiero recordarte de nuevo, que tampoco estaría mal un poco de ayuda extra de un profesional que puede guiarte a encontrar tu propio sistema de organización, como por ejemplo, con alguno de los talleres que imparte Alvaro, síguelo en sus redes sociales para que te enteres de las fechas y los lugares, lo encuentras en Facebook, Twitter, Instagram y Linkedin como Alvaro Ferreira O.


Tampoco te olvides de visitar mis redes y mi canal de Youtube.



Y por último, recuerda: el tiempo no es dinero, es VIDA.
2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo